¿Conoces nuestros productos?

Nuestro producto se cultiva en diferentes fincas situadas en Almudaina (Alicante) en las faldas que llevan su nombre a unos 600 metros sobre el nivel del mar, dentro del clima mediterráneo, lo que le confiere unas cualidades organolépticas inmejorables. Entre las principales variedades se encuentran:

Los cerezos en flor son uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza, Pero si su flor causa admiración, la cereza, el delicioso fruto del cerezo, es una de las frutas más esperadas del final de la primavera y el comienzo del verano, una temporada corta que va de mayo a julio.

Los frutales de la zona templada, como el cerezo, están adaptados a los cambios meteorológicos que se producen a lo largo de las estaciones. Así, podemos observar la espectacular floración del cerezo durante los meses de marzo-abril, para aprovechar las buenas condiciones de la primavera, y el verano para desarrollar el fruto y todo el desarrollo foliar aprovechando los días largos de estas estaciones, para fotosintetizar y almacenar reservas. A finales del verano, el árbol comienza a desarrollar las yemas que darán lugar a las flores el año siguiente, y en otoño las hojas van adquiriendo el característico color marrón de esta estación para acabar desprendiéndose del árbol.

Todo esto ocurre para poder estar preparados para cuando llegue el frío, cuando los árboles entran en un estado de reposo que les permite sobrevivir a las condiciones adversas del invierno. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, los cerezos necesitan el frío durante el invierno para poder volver a florecer la primavera siguiente. Las necesidades de frío, que son diferentes para cada variedad, presentan importantes implicaciones para el manejo del cultivo del cerezo.

LEER MÁS  ¡Visita nuestra tienda online!

Por un lado, determinan las áreas geográficas y las latitudes a las que se puede adaptar el cultivo; también delimitan las épocas de floración y de maduración del fruto y con ello su periodo de consumo. Además, en el actual contexto de cambio climático, los inviernos cada vez son más suaves, lo que hace que se esté comenzando a ver comprometida la producción en zonas tradicionales de cultivo de cerezo.

Las cerezas son una fruta con pocas calorías, unas 52-59 calorías por cada 100 gramos, siendo también pobres en grasas y proteínas y ricas en hidratos de carbono.

Entre los muchos beneficios que aportan las cerezas se destacan: El alto contenido en antioxidantes convierte a las cerezas en un alimento antiedad, favoreciendo la depuración del organismo y protegiendo el sistema nervioso y el cardiovascular. Son muy ricos en flavonoides.

El consumo de cerezas ayuda a prevenir la diabetes, pudiendo introducirse en la dieta de personas diabéticas, ya que son bien toleradas por el bajo índice glucémico que presentan.

Como ves, es uno de los frutos a tener en cuenta. Consúltanos….

Deja una respuesta

Bienvenidos a Cerezas Oriana, con más de 300 años de historia, situada en población de Almudaina (Alicante).

Síguenos